miércoles, 12 de diciembre de 2012

"GANAR EL PREMIO ODISEA DE LITERATURA ES UN SUEÑO HECHO REALIDAD" SERGI FÉREZ, 'LO QUE QUEDA DE MÍ'


Te adelantamos en primicia la entrevista al ganador del XIV Premio Odisea de Literatura.
Sergi Férez nos narra en Lo que queda de mí una historia de amor y superación. Eric, protagonista de la novela, pierde gran parte de su vida cuando le arrebatan a su amado Ángel. Podemos tenerlo todo en la vida, pero también podemos perderlo todo en un solo instante.



 Antes que nada felicitarte por el galardón. ¿Cómo surgió la idea de escribir ‘Lo que queda de mí?
Hacía seis meses que había terminado mi primera novela y sentía que aún tenía más cosas que explicar, por lo que una tarde, tomando una cerveza delante de la chimenea, Eric y Ángel comenzaron a tomar cuerpo para relatar su preciosa historia de amor.

 ¿Cómo te sientes tras haber resultado ganador del XIV Premio Odisea de Literatura?
Mi primera novela, “Ilusiones de marfil” comenzó con la motivación de presentarme a vuestro concurso de literatura, por lo que ganar con mi segundo manuscrito, es un sueño hecho realidad.

¿Cuáles son los ingredientes de ‘Lo que queda de mí’?
El amor y la esperanza.

¿Qué tiene de real la historia de Eric y Ángel?
La superación del duelo, la aceptación de que la vida sigue y saber que el amor está ahí, esperando a que nos demos cuenta.

‘Lo que queda de mí’ es la historia de una pérdida, pero más que una novela triste es una novela esperanzadora, ¿eres de los que creen en las segundas oportunidades?
Sin duda, el mérito de la vida se basa en sus constantes oportunidades, en todos los aspectos.

Eric ha sobrepasado la cuarentena, ¿es más difícil empezar de nuevo cuanto más mayor se es?
Se comienza mucho más consecuente y quizá más reacio, pero cuando el amor llama a tu puerta y tienes la valentía de aceptarlo, dejando a un lado todos tus hábitos de persona autónoma, te maravillas de lo gratificante que es compartir tu vida.

¿Para amar a otros, primero debemos querernos a nosotros mismos?
La autoestima ha descendido en proporción de nuestra autonomía, si en los setenta la sociedad era conformista, ahora es todo lo contrario. Aceptando lo que tenemos, dejando de ansiar lo que no tenemos, facilita la vida diaria y, de rebote, nuestra tranquilidad personal, que crece y se coloca en el lugar que debe: bien alta.

'Lo que queda de mí' es tu segunda novela, ¿puedes hablarnos un poco de tu primera novela, Ilusiones de Marfil?
Nació del cansancio de los fines de semanas que parecían repetirse una y otra vez, que si este esto, que si el otro lo otro… Siempre quejándonos de los solos que estábamos. Participar en vuestro concurso, el X, fue el detonante para que de forma divertida, con mucho humor y de una forma elegante, el protagonista nos demostrara que sin miedo y con las tonterías justas, podíamos alcanzar lo que deseábamos.

¿Cómo ha sido la experiencia del mercado del ebook? ¿Crees que el ebook terminará devorando el papel?
A nivel de ventas ha sido fantástico. En lo cotidiano, sin duda, terminará con el papel. En Madrid, ciudad de la que soy un enamorado, me sorprendió ver en el metro a gente mayor con libros electrónicos, algo que no había visto en Barcelona. De eso hace ya un año, ahora es lo más habitual del mundo. Incluso a mi madre, para su 70 cumpleaños le regalamos uno y está maravillada.

"Terenci Moix fue un maravilloso escritor y nunca fue considerado como un literato gay."

¿Existe la literatura gay? ¿Qué otros títulos de temática LGTB has leído?
Más que literatura gay, lo calificaría de temática gay. Terenci Moix fue un maravilloso escritor y nunca fue considerado como un literato gay.  Me fascinó “Hermano” de José Luis Serrano y como muchos, “El viaje de Marcos” fue mi primer libro.

¿Qué otros proyectos tienes en mente?
Regento un Gastropub junto a mi marido en Girona, y sigo escribiendo. Estoy dando los últimos retoques a mi tercera novela, también de temática gay. Me gusta el mundo de la narrativa porque es la mejor manera de verbalizar tus pensamientos. A veces, el discurso oral se convierte en pesado debido a la falta de experiencia o tonos de voz desagradables. En la novela, el tono, el ritmo, la esencia de la historia, la adapta el lector a su gusto, y eso es un punto muy positivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada